El Tajin en México

Las extensas ruinas de El Tajín, descubiertas en 1785 en el municipio de Veracruz, México, son las más importantes de la civilización del Veracruz Clásico y atraen a la zona numerosos visitantes.

Desde la cercana población de Papantla, parten autobuses diarios al yacimiento arqueológico de El Tajin. La localidad, dista 290km. del Aeropuerto Internacional de Juarez, en la capital, y al que operan vuelos regulares desde España. Son varias las compañías que ofrecen este servicio pudiendo lograr vuelos baratos a Ciudad de México.

El Paisaje de Tajín en México

El Yacimiento de El Tajín abarca unos 10km2 de llanura rodeada de verdes colinas y puede visitarse cada día de 9 a 17h. Es preferible aprovechar las primeras horas del día para evitar el calor, si se pretende realizar el recorrido completo de aproximadamente 2 horas. La mayor parte de los edificios y tallas cuentan con explicaciones para entender mejor su significado e historia, si bien existen visitas guiadas a contratar para grupos con las que entender mejor su historia.

Ruinas y pirámides de Tajín en México

La visita da comienzo en Plaza del Arroyo, rodeada de pirámides y continúa hacia la Plaza Menor, que era parte del principal Centro Ceremonial de El Tajín. A su alrededor las edificaciones estuvieron coronadas por pequeños templos, y eran decoradas con pinturas roja y azul aun visibles. Lo más destacado de El Tajín son sus juegos de pelota. El juego de Pelota Sur, con seis relieves tallados en sus muros que representan rituales del juego, data de 1150. Entre sus relieves, destacan aquellos que representan sacrificios humanos relacionados con este juego o aquellos que ilustran escenas de la ceremonia de consumición de pulque.

Siguiendo el recorrido, y a un lado de la plaza Menor, se encuentra uno de los edificios mas emblemáticos del yacimiento, la Pirámide de los nichos, con 6 niveles inferiores rodeados por hileras de pequeños nichos cuadrados que ascienden hasta los 18 metros. Hacia el norte y tras pasar el juego de Pelota Norte, se llega a la plaza de El Tajín Chico, en cuyos edificios destacan motivos geométricos en mosaico de piedra conocidos como grecos. Rodean la plaza entre otros edificios, lo que probablemente fue un palacio con magnificas tallas y una estructura con un arco falso, típico de la cultura maya.

La visita termina en la plaza de las Columnas, una de las construcciones mas importantes del yacimiento y que albergaba un gran patio abierto con edificios colindantes que se extendían por la ladera y columnas talladas.

Junto al centro de visitantes de El Tajín cada día los totonacas realizan el rito de los voladores, un salto con cuerdas desde lo alto de un poste y baile ritual que suele sorprender al turista.

Una visita con la que disfrutar de la historia y de un paraje natural como El Tajín, imprescindible si viajamos a la región de Veracruz en México.

Imagen destacada |
No Comments Yet

Comments are closed