La Ciudad de los Almirantes, Medina de Rioseco

Qué ver en Medina de Rioseco

Conocida por el nombre de La Ciudad de los AlmirantesMedina de Rioseco se localiza a unos 76 kilómetros de su capital de provincia, Valladolid, en la comunidad de Castilla y León, y conforma un espléndido conjunto monumental que alberga a una población de 5.000 habitantes.

El casco antiguo de esta preciosa villa fue declarado Conjunto Histórico en el año 1965, por lo que nos topamos ante un lugar bastante turístico en la zona, además de ser uno de los pueblos más bonitos de toda la región. Dicho casco antiguo plasma un perfil castellano que nos remonta a su época de mayor esplendor.

Entre sus lugares más conocidos nos encontramos con la Calle de la Rúa, la cual está llenísima de soportales que se remontan a la época de mayor esplendor de la ciudad. De hecho, dicha calle fue declarada Monumento Histórico-Artístico.

Qué ver en Medina de Rioseco

Otro de sus mayores lugares de interés es la iglesia de Santa María de Mediavilla, un templo gótico del siglo XVI que cuenta con tres naves y una torre añadida posteriormente, en el año 1739. En su interior deberíamos destacar la capilla de los Benavente, construida en el año 1544 por orden de Álvaro de Benavente. Además, en su interior, también nos encontramos con el Museo Parroquial, compuesto de diferentes esculturas y retablos de Juan de Juni y Gregorio Fernández, y con una excelente colección de orfebrería.

Entre sus dependencias también podemos ver el museo parroquial, un pequeño lugar donde poder admirar esculturas, retablos, marfiles filipinos y una colección de orfebrería muy interesantes.

Otros lugares que serían imprescindibles de conocer son el Convento de San Francisco, cuya finalidad reside en acoger el mausoleo del almirante Don Fadrique y su mujer, Doña Ana de Cabrera. De hecho, en él podemos ver las estatuas en bronce de ambos en actitud orante.

Por otro lado, entre los edificios religiosos destacamos la iglesia de Santiago, la cual fue proyectado por Rodrigo Gil de Hontañón y realizada por Juan de Tolosa, la iglesia de la Santa Cruz, en la cual merece la pena ver el retablo mayor del siglo XVII, y la ermita de la Virgen de Castilviejo, donde podremos ver un retablo de Joaquín de Churriguera.

Las fortificaciones medievales que podemos encontrar también son bastante interesantes, así como el Museo de Pasos Procesionales, situado en la famosa Calle de La Rúa. En él se muestran numerosas piezas, ya que la Semana Santa de Medina de Rioseco, junto también con la de Valladolid, es una de las más bonitas de la zona.

Por último, si queremos conocer algo más de los alrededores podremos acercarnos hasta la ermita de la Virgen de Castilviejo, a unos tres kilómetros, o hasta la localidad de Tordehumos, en la cual podremos ver el ecomuseo.

No Comments Yet

Comments are closed